BIENVENIDOS.
MUCHOS DE LOS RECURSOS HAN SIDO OBTENIDOS EN LA RED Y PUEDEN ESTAR SOMETIDOS A LOS DERECHOS DE LA PROPIEDAD INTELECTUAL.SI ALGUNO DE LOS AUTORES CONSIDERA ABUSIVO SU USO, NO TIENE MÁS QUE PONERSE EN CONTACTO CON LA PERSONA QUE ADMINISTRA ESTE BLOG.

viernes, 4 de enero de 2013

LAS NEURONAS QUE MIDEN EL TIEMPO

Investigadores en el Centro de Investigación de Resonancia Magnética (CMRR) de la Universidad de Minnesota han encontrado una pequeña población de neuronas implicadas en el trabajo de medir el tiempo, el cual es un proceso que tradicionalmente ha sido difícil de estudiar en laboratorio.
En el nuevo estudio, los investigadores prepararon una prueba en la que los monos observados sólo podían apoyarse en su sentido interno del tiempo. El diseño de la prueba eliminaba todo indicio externo que pudiera servir como "reloj".
A los monos se les entrenó para que movieran los ojos a intervalos de tiempo regulares sin tener ningún indicio externo o expectativa inmediata de recompensa. Los investigadores comprobaron que aunque los monos no contaban con información sensorial, sí movían sus ojos con una precisión temporal notable. Esta precisión temporal podría ser el resultado de la actividad de una región cerebral específica llamada área intraparietal lateral.
El equipo de Geoffrey Ghose, de la Universidad de Minnesota en Estados Unidos, constató que la actividad en el área intraparietal lateral disminuía a un ritmo constante. Dependiendo del nivel de actividad de las neuronas, variaba el cálculo del tiempo efectuado por los monos. Era como si la actividad de estas neuronas sirviera como una especie de reloj de arena interno.
El análisis de la actividad neuronal registrada en los experimentos, y la labor auxiliar de un modelo desarrollado para ayudar a explicarla en diversos aspectos, sugieren que no existe un "reloj central" en el cerebro que sirva para todas las acciones que requieran un cálculo mental del tiempo. En vez de eso, parece que cada uno de los circuitos cerebrales responsables de diferentes acciones es capaz de mantener funcionando su propio reloj, de forma independiente a los demás circuitos cerebrales.
Una dirección importante a seguir en futuras investigaciones es la de explorar hasta qué punto la exactitud de esos "relojes" neuronales es un resultado de la práctica y el aprendizaje, y si hay efectos claros sobre la conducta cuando las señales del reloj están alteradas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario